Un niño de la guerra

En una noche de septiembre de 1937, mil trescientos menores embarcaron en el puerto de El Musel, en Gijón, en un carguero francés, con destino a Burdeos, el barco nunca llegó a tocar esa ciudad ya que el final del trayecto sería en Saint Nazaire.

Allí un barco soviético recogió a las niñas y niños, acompañados por un pequeño grupo de profesores, llevándolos hasta Leningrado (la actual San Petesburgo).

Maximino Roda Zarabozo era uno de aquellos niños, junto con sus cuatro hermanos más pequeños, había partido de su pueblo natal Villamayor, en Asturias, lugar al que regresó y donde, con más de noventa años vive en la actualidad.

Sin embargo muchos de aquellos niños y niñas jamás volvieron y otros cuando pudieron regresar no encontraron lo que habían dejado. Sus familiares habían muerto en la guerra desatada tras el golpe fascista o habían sido asesinados en la brutal represión ejercida sistemáticamente por los sublevados tras el final de la guerra.

Los menores que, buscando la paz que el ejército de Franco, y sus aliados italianos y alemanes, les habían robado en España, viajaron a la Unión Soviética se encontraron poco tiempo después de su llegada a ese país con otra guerra todavía más terrible de la que se habían escapado, la segunda guerra mundial.

En ella participaría de manera activa Maximino Roda luchando contra el nazismo.

En el documental Un niño de la Guerra, y para que no se olvide, Maximino Roda cuenta su historia… y la de tantos otros.

En este enlace de youtube  https://youtu.be/wHFab_T1chU   puede verse un trailer de la película documental

 

maximino-cartel

 

Deja un comentario