La dura infancia de Esther

En los difíciles años del hambre, en los pueblos de Asturias, y del resto de España, las familias numerosas, conscientes de que no podrían sacarlos adelante, solían enviar a sus vástagos a casas de familiares o vecinos en las que, desde muy pequeños, eran obligados a trabajar como si fuesen personas adultas.

La guerra que, tras el golpe de estado, asoló este país propició que el hambre no solo afectase a las familias numerosas si no que prácticamente toda la población se vio obligada a sobrevivir en circunstancias extremas.

Así desde las ciudades decenas de niñas y niños fueron enviados a los pueblos donde acabaron convertidos en criados (por no decir en esclavos) para el resto de su vida.

Esther Castiello cuenta, aquí, su infancia y adolescencia.

Este es el enlace por el que se accede a este pequeño corto-documental.

 

Deja un comentario