El Sanatorio Marítimo de Gijón viaja a Santibáñez de Porma, León

Mañana miércoles en la Fundación Ángela Merayo proyección de nuestra película Después del Marítimo.

En este documental se cuenta la  labor realizada por los Hermanos de San Juan de Dios en el Sanatorio Marítimo de Gijón quienes, desde septiembre de 1945, se dedicaron al  cuidado y rehabilitación de niños que padecían discapacidades de diversa índole.

La caridad como sustitutiva de la justicia, tan presente en los duros años de la posguerra, y  el compromiso de una parte, importante, de la sociedad asturiana permitió que centenares de jóvenes encontrasen en el centro, ubicado frente al mar, un lugar en el que vivir.

El Sanatorio Marítimo tan cercano, y a la vez tan alejado, en una ciudad que no se entendería sin la existencia de este centro. quiere rendir un homenaje a todas y cada una de las personas que hicieron y continúan haciendo posible este proyecto y especialmente a quienes allí pasaron sus años de infancia y adolescencia.

.

Deja un comentario