Juanín F. Ayala un guerrillero antifranquista. Honor a quien honor merece

Finales del otoño de 1956 en la carretera de Cañu, en Cangas de Onís, los críos aprovechábamos los últimos rayos de sol jugando y corriendo detrás del Correo de Ponga.

De pronto aparecen por el lugar un buen número de guardias civiles (de los de antes) que a gritos nos ordenan, también a las madres que nos contemplaban, que nos retirásemos, inmediatamente, a nuestras casas, “nadie debe de quedar en la calle, tenemos sitiado a Juanín y puede haber tiros” Es posible que la frase no sea textual y es uno de los primeros recuerdos que tiene “un críu de Cangues” de cinco años de edad.

Aquel Juanín, que todos los críos queríamos ser cuando se jugaba a policías y ladrones, al que, una vez más, tenían cercado y que, una vez más, consiguió escapar de la guardia civil, era Juan Fernández Ayala, el guerrillero antifranquista más conocido en el oriente de Asturias y en toda Cantabria.

Hoy 25 de noviembre de  2017 se cumplen cien años del nacimiento, en Potes, Cantabria, de Juanin, un hombre fiel a sus ideales por los que vivió, y por los que murió el 24 de abril de 1957 a manos de la guardia civil.

Afiliado en 1934 a las juventudes comunistas, participó en la creación de la JSU y posteriormente en el Partido Comunista de España, vivió con coherencia la defensa de la república, primero como voluntario frente al golpe de estado franquista y, posteriormente, como guerrillero hasta que fue abatido en la curva del molino de La Vega.

Como sus compañeros de la Brigada Machado, como todos los guerrilleros antifranquistas, como todos aquellos hombres y mujeres que lucharon por la libertad y la justicia, HONOR para ellos, honor para quien honor merece.

 

Deja un comentario