Ida y vuelta, las pensiones en España

 

Como en una eliminatoria, a doble vuelta, en un campeonato de fútbol, esta semana se están celebrando dos acontecimientos relacionados con las pensiones de las que, conviene no olvidar, vivimos, en este país, más de ocho millones seiscientas mil personas.

El primer encuentro se celebró entre este pasado miércoles en el Congreso de los diputados y, ayer jueves, en la Comisión de Empleo y Seguridad Social del mismo organismo, el partido de vuelta se celebrará mañana sábado en las calles y plazas de las principales ciudades españolas.

Desde la tribuna del Congreso el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, trató de justificar, mediante mentiras y trampas, las actuaciones que ha venido manteniendo en relación a las pensiones y los portavoces de los partidos de la oposición le manifestaron su disconformidad con unas medidas que han llevado a los pensionistas españoles a una evidente merma en su poder adquisitivo.

La comparecencia en la Comisión de Empleo continuó por los mismos derroteros y habrá que esperar, ahora, a ese partido de vuelta que se juega mañana y en el que se prevé que decenas de miles de personas tomen las calles para gritar su descontento.

Mientras que en el Congreso se barajaron grandes cifras y se habló de macroeconomía, mañana, en la calle, se hablará de una cifra más modesta, 0,25% (ese es el porcentaje de subida de las pensiones) y se hablará también de economía familiar, de cesta de la compra y de carestía de vida.

Esas son las preocupaciones de quienes tienen más “ayeres que mañanas” de quienes no calculan comparecencias, intervenciones y discursos, en busca de votos, si no de quienes tienen que buscarse la mejor manera de llegar a fin de mes para vivir los últimos años con un mínimo de la dignidad que desde el gobierno se les niega.

En este sentido no deja de llamar la atención el que sean precisamente quienes hablan del mantenimiento estricto de la actual Constitución, sin encontrar motivos para su modificación, los que la incumplen de manera reiterada como ocurre con el artículo 50 que dice textualmente que: “Los poderes públicos garantizarán, mediante pensiones adecuadas y periódicamente actualizadas, la suficiencia económica a los ciudadanos durante la tercera edad. Asimismo, y con independencia de las obligaciones familiares, promoverán su bienestar mediante un sistema de servicios sociales que atenderán sus problemas específicos de salud, vivienda, cultura y ocio”.

En fin gobernantes que no tienen ningún inconveniente en hacer trampas modificando las reglas de juego en pleno partido y que, además, son los dueños del balón, jugaron, estos días, con absoluta superioridad en el encuentro de ida, pese a todo mañana sábado no hay ninguna duda de que se puede dar la vuelta al resultado, para ello necesitamos que millones de personas ocupemos las calles, en ellas nos vemos.

 

 

Deja un comentario